Quienes importan

Siempre he dicho que el ser humano es un ser sociable, quizás lo aprendí en una de mis clases de Ciencias Sociales y nunca lo olvidé. Cuando estamos creciendo, y tenemos los mil y un cambio de hormonas, pensamos que el mundo se acaba cuando el chico que nos gusta en realidad vive enamorado de tu amiga. Nos graduamos y vemos que hay cosas peores.

La realidad, nunca dejamos la escuela superior (Highschool), en serio, nunca. Verán, siempre encontraremos el grupo de los más populares, de los lambones, de los saberlo todo y de los inteligentes. En varias ocasiones he leído que nunca crecemos, solo aprendemos a actuar como adultos.

Aunque muchas veces nos metemos en la mente que somos adultos y debemos actuar de esta manera, nuestra inmadurez siempre hace una gran entrada. Ya sea porque tenemos inseguridades de nuestro físico, profesión o simplemente porque no nos cabe en la mente que somos personas diferentes. Es en ese momento donde tenemos que saber quienes importan en nuestra vida y como vamos a gastar nuestra energía.

Aprender a reconocer a estas personas nos hará la vida un poco más fácil. Por mucho tiempo han pensado que soy antisocial, hoy puedo decir que no lo soy, simplemente elige con quien ser yo.

Muchas personas han pasado de ser extraños a ser amigos y de amigos a ser extraños. Solo las personas lo suficientemente centradas, reales, sin egoísmo y sin inseguridades son las que se han quedado en mi vida. Esas son las personas que a mi, en lo personal, me importan. Las que me pueden decir la verdad en la cara sabiendo que me pueden herir, pero que a larga se los voy a agradecer.

Son personas que ven el humano que hay en ti, por ende saben que puedes caer, estar herida y ser una inútil. Las personas que pueden verte brillar y reconocer lo mucho que has crecido. Las personas que toman tu silencio como sinónimo de que algo anda mal y no de que eres una amargada. Esas personas, valen la pena.

Siempre recuerden, los que han visto tus demonios y no han corrido son las personas que realmente importan.

Gracias, a la personas que han corrido y las que están en mis días grises, soy la persona que soy. No somos perfectos y no tenemos que aspirar a la perfección solo por estar en gracia de aquellos que no nos soportan. Después que uno se reconozca y aprenda de los errores no hay problemas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: