El síndrome de la amiga con hijos

En el momento que di a luz supe muchas amistades iban a cambiar. No es malo, pero es muy diferente.

Muchas han quedado intactas y seguimos con una buena amistad y hay otras que si no es por Facebook no se que hay nuevo en sus vidas.

Sugiero algunos puntos para que se mantengan en contacto con esas amigas sin hijos.

Siempre recuerda que, como todo tipo de relación, cada parte debe de poner empeño en mantener la amistad, aún con sus cambios.

1. Saca un tiempo, así sea una vez por semana o un mensaje de texto: Ellas a veces piensan que estás muy ocupada criando a un sajorí, dale un poco de atención.

2. Hagan planes de verse: no tiene que ser todas la semanas.

3. No pretendas que siempre se tienen que ajustar a tu tiempo: Nuestras vidas, al igual que la de ellas, es complicada.

Si pueden encontrarse una tarde por un café aprovéchalo, sino, habrá otros momentos.

4. Aprovecha las ocasiones donde puedas llevar a tu hijo: No todo lugar es apto para niños o quizás es una actividad para adultos. Solo pregunta si puede ir o no.

5. No hables siempre de tu hijo: es un tesoro para cada madre, pero recuerda que hay otros temas interesante entre ambas.

No es una receta perfecta, pero puede ayudar en algo.

Lo he experimentado con las amistades que han quedado activas en mi vida. Solo es cuestión de aceptar y crecer.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: