A las madres solteras

He tenido muchos sentimientos encontrados cuando las personas saben que he sido madre soltera.

De hecho, he tenido muchas reacciones diferentes al saber que he sido madre soltera.

Siempre supe que al ser madre, no sería de las famosas mujeres que no quieren que sus hijos vean a su padre. Muchas veces pagamos por las acciones de las que sí son de esa manera.

La mayoría de las mujeres a favor de la relación entre su hijo y su expareja, y claro, su familia paterna, son mujeres que saben lo que es necesitar amor y lo importante de crecer recibiendo amor de ambas partes.

Las que quieren que sus hijos experimenten este gran amor, son mujeres inteligentes y de buen sentido común.

Son mujeres que han decidido dejar atrás el orgullo para darle la mejor crianza a sus hijos. Son mujeres fuertes y dedicadas.

Al ser madres y terminar la relación con el padre de ese niño, saben que el pequeño no es el culpable. Al final del día, nadie lo es. Las cosas son como son.

Estas mujeres, no le meten pensamientos en la cabeza a los niños. No hacen comentarios fuera de lugar. Solo dejan que crezcan y aprendan.

Son mujeres que van poco a poco aprendiendo a soltar riendas desde temprano.

Somos madres…

Somos madres que cuando no tenemos a esos traviesos volviendo la casa patas arriba, dejamos de ser quienes somos.

Somos mujeres que nos sentimos vacías.

La casa se vuelve silenciosa y muchas veces, lágrimas aparecen en nuestros ojos, simplemente porque los extrañamos.

Al mismo tiempo que nos damos terapia, diciendo, estás haciendo lo correcto, es justo, al igual que tu lo extrañas él y su familia lo extrañan; tenemos que mantenernos distraídas.

Madres que dan todo por sus hijos, desean no dejarlos ir nunca, pero en esta situación es diferente.

Aun sabiendo que estará bien, es un poco fuerte.

Somos madres creyentes de que el pequeño no tienes dos familias. Más bien, tiene una sola familia, y son todos en uno.

Estás haciendo lo correcto.

Comentarios como “por lo menos tu puedes descansar, tienes es tiempo para ti” o “aprovecha, sal a divertirte” con los más que he escuchado.

En realidad, prefiero tener a mi grillo volviéndome loca y solo sentir paz cuando toma su siesta en la tarde.

Si salgo, si descanso o si me divierto, es solo para no recordar que algo falta en mi hogar.
Es para pasar el tiempo más rápido.

Así que, mientras trato de no seguir llorando, solo te quiero recordar, estás haciendo lo correcto.

Tu hijo o hija, te lo va agradecer.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: