Un lugar en el infierno

Escuché hace poco una frase que me encantó: “There is a special place in hell for women who don’t help other women“.

Lo traduzco para que se pueda entender mejor: hay un lugar especial en el infierno para la mujer que no ayuda a otra mujer.

Esta cita es de Madeleine Albright. Ella fue la primera mujer que se convirtió en secretaria de estado de los Estados Unidos.

Busca su biografía y su libro, Madam Secretary: A Memoir, si quieres conocer a una mujer de verdad.

¿Por qué este tema? El mundo del hombre quedó atrás; las mujeres poco a poco van aumentando, tanto así que tengo varias amistades que no consiguen un hombre bueno para una relación seria.

Las mujeres son las que se están educando. Luchan por salir adelante, son las que están perdiendo horas de descanso para no tener que depender de alguien.

Son las madres que, con un trabajo de 40 horas, se levantan los sábados con sus hijos a jugar y aprovechan los domingos para adelantar tareas de la semana. Sin embargo, no llamaré mujer a la que pisotea a las demás, solo para estar primero.

Sabemos lo difíciles que somos y es por eso que tengo más amigos que amigas. De más está decir “no te metas en el camino de nadie para salirte con la tuya”. Todo cae por su propio peso y no querrás conocer el karma. Quizás no sea hoy, ni mañana, pero sé que ese lugar especial en el infierno te espera.

Si te sientes atacada, piensa qué estás haciendo mal. Poco a poco las personas abren los ojos y se dan cuenta de las cosas.

Deja de manipular para lograr tus sueños, aprende a hacer las cosas sin tener que lastimar a los demás. No mires a las personas que están a tu lado, no las critiques.

De la misma manera en que tú quieres salir adelante, ellas también luchan día a día para hacer lo mismo.

Tenemos mucho poder. El hombre se desvive solo por vernos, olernos; piensa en nosotras la mayor parte del día y estamos en sus sueños.

Muestra tu mejor lado en tu ambiente de trabajo. Sé flexible. Recuerda que todas somos diferentes y no pensamos de la misma manera.

Colabora, siempre hay algo en lo que puedes ayudar. Sé leal, no tienes por qué hablar mal de nadie. Si hay algún problema, discútelo con la persona indicada.

Alégrate de los logros de tu equipo. Piensa que todas las tareas son como una cadena de dominó. El logro de uno es el logro de todos.

Sé responsable. Tu trabajo influye en los demás que te rodean. Si haces tu parte, otros podrán hacer su trabajo.

La unidad es la clave para sacar cualquier proyecto a flote. Piensa en unirte antes de que te hundas.

    madamImagen tomada del internet

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: