Hombres, sexo y no te involucres

¿Qué hombre se atreve a decirle a una mujer “no te envuelvas”? Sencillo: los que saben lo que quieren y no tienen miedo de decirlo.

¿Cuántas mujeres saben decirlo? Algunas, porque siempre tenemos la esperanza de algo más, y ¿cuántas le hacen caso a las advertencias? Muy pocas.

Es importante que sepamos lo que queremos en una relación nueva. Los hombres que saben que no pueden estar en una relación, no lo están. La clave es que tenemos necesidades. La mayoría de mis amistades son hombres y me quedo fascinada por cómo funciona su mecanismo.

Al hablar con otro de mis caballeros, me dijo que terminó con su amigovia porque ella, al final, deseaba tener una relación con él. Lo que me hace recordar el momento en que me pasó lo mismo.

Pero además de que estos hombres saben lo que quieren, ¿qué otra razón hay detrás de esta frase? Nadie puede estar 100% seguro.

Mi situación era que él se quería enfocar en su trabajo y había terminado una relación de varios años. No hice caso, lo que me llevó a sentir mucho dolor. De más está decir que de esa aprendí.

Cuando un hombre te dice “no te envuelvas”, hazle caso. Algunas maneras de cómo no involucrarse serían: no le dediques todo tu tiempo, sal con tus amistades y que sean muchas veces.

Además, él no puede ser el único hombre en tu vida; conoce a más personas (hombres). No es que te acuestes con ellos. Pensar que aún tienes la libertad de conocer a otros te ayudará a no fijarte solo en tu amiguito.

Si crees poder llevar una relación abierta como esta, comienza por prepararte emocional y psicológicamente.

Ten claro que ninguno de los dos desea estar en una relación seria. El momento en que surjan sentimientos, hablen para saber cómo prosiguen.

Es clave que no tengan amistades en común. De esta manera, al terminar con la aventura, no se encontrarán y se sentirán incómodos.

Separa el amor y el sexo. Está bien claro que en una relación sentimental esto va de la mano; en una relación de privilegios, no.

Define cuánto tiempo estarás en esta situación. Se supone que sea pasajera y no lo mires como algo para toda la vida.

Como todo, hay aspectos negativos. Un aspecto perjudicial es la exposición a la promiscuidad.

Otro punto es que tienes que callar cuando algo no te agrade. Un ejemplo puede ser, que vas un coqueteo entre él y otra chica y montes una escena.

Por otra parte, sicológicamente, este tipo de relación distorsiona la realidad de una relación de pareja y la sexualidad. Quizás cuando tengas una pareja formal no te sentirás a gusto cuando tengan relaciones. Puede ser que lo asimiles con algo pasajero y sin sentimiento.

Daña tu autoestima. Si de repente él decide entrar en una relación con otra persona, podrás sentirte herida o que te cambian por otra.

Ten bien claro los pros y contras de una relación así. Al final del día, tu salud emocional es lo más importante.

Al final, siempre que se entra a cualquier tipo de relación es como jugar a ciegas a ver qué te ganas. Nunca se sabe en qué termine, pero se debe aprender de lo peor y seguir en el juego. Alguien llegará.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: