El Hombre Agresivo

No es normal para mí caminar por la acera y que me griten “Eres hermosa, ¿cómo te llamas?” Tampoco es normal que un hombre de 50+ me detenga para decirme piropos que en mi vida había escuchado.

Un día, al salir de la oficina de un médico, de camino a mi auto, escucho a un hombre decir: “¿Quién tú eres?”. Al darme la vuelta, me percato de que me habla… “Eres preciosa, ¿eres soltera?”.

Me hizo mil preguntas en menos de cinco minutos: dónde trabajo, por qué estoy soltera, cómo me llamo, qué edad tengo, etc. Al final, me invita a almorzar y me da su tarjeta. Sonrío y le digo: “Yo te llamo”.

Cuando les cuento mi experiencia a mis amigas, me preguntan por qué seguí hablando con él. Simplemente fue un respiro de aire fresco.

No era mi tipo y no me atraen los hombres muy mayores, pero su seguridad y estilo es algo completamente diferente a los jovencitos que suelo conocer.

Mis amigos se reían de lo que me pasó y hacían chistes del hombre y cómo se me acercó. La realidad, creo que les gustaría tener esa seguridad.

Lograr no verse como un desesperado, pero sí tener la valentía de poder decirle a una mujer que no conocen lo hermosa que es.

A muchas mujeres se les hace difícil recibir elogios. Pero, modestia a parte, si te dicen piropos acéptalos.

Según la sicóloga, Estefanía Salvarés, debemos aprender a aceptar los cumplidos que nos dicen.

La experta dice que los piropos o cumplidos ayudan a la autoestima del ser humano. Si el elogio viene de tu pareja, los ayudará a unirse.

Por otro lado, refuerzan tu conducta social y da placer.

Puede venir de un hombre en la calle, de tu familia o tu jefe. Si están reconociendo un mérito logrado deja que elogie.

Les recomiendo no tomar los cumplidos como algo malo. Siempre y cuando no se propasen, pueden recibir cada halago como un estímulo para su ego femenino.

Te puedes sentir incómoda si eres de las personas que no puede aceptar un comentario de mérito. Si tu jefe dice el buen trabajo que hiciste, intenta decir “gracias por sus palabras, me da placer escuchar que todo saliera como planeaba. En vez de “no fue nada”.

Saber que estás haciendo un trabajo bien o que eres el orgullo de tu familia tiene sus ventajas. Te motivará a seguir haciendo tus tareas bien y podrás lograr tus metas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: