Todo comienza con tu estado mental

Estudia, saca buenas notas, gradúate con honores, trabaja y pagas tus cosas. Hemos sido criadas con esta mentalidad, por diferentes motivos. Nunca nos dicen qué hay que trabajar con nuestros pensamiento, problemas y psiquis. En especial cómo manejar nuestra vida si hay algún fracaso en nuestro camino.

Te quiero decir que no estas sola. Pensamos que no podemos hacer más y que esto es lo que nos toca.

Eres suficiente y estás en el momento perfecto.

Te quiero compartir algunas tareas que he implementado para no rendirme.

  1. Comienza a trabajar con tu amor propio.

Tu autoestima, tu amor y el respeto hacia ti. Si tu no estás bien con como te sientes mucho cosas no van a caer en su lugar. No dudes en buscar mentores que te ayuden o profesionales en el tema que te puedan dar herramientas necesarias para lograr un balance o posibles soluciones.

2. Nadie lo puede hacer mejor que tú, solo tú lo puedes hacer .

No dudes en tus habilidades. Como madre sé que muchas veces nos cuestionamos si estamos haciendo bien o mal. La realidad es que en la vida no hay reglas para lograr el éxito. No te compares con las demás personas, ya que cada uno tienes sus retos y virtudes. Si estás trabajando con tu presente, siéntete segura que lo estas haciendo lo mejor que puedes y no dudes de tus habilidades.

3. Estás donde tienes que estar.

Elimina de tu mente, «cuando sea el 2022 voy a cambiar» el mejor momento es ahora. Par de días no van hacer diferencia. El momento perfecto es ahora, la realidad no sabemos cuantos mañanas tenemos.

4. Tu dolor es tu maestro.

Enamórate de tus momentos no tan buenos. Todo en la vida es una enseñanza, está en ti aprender de ella o repetir el problema. Ante el problema, nota cómo te sientes, la razón por la que te causa dolor y cómo puedes aprender de ello.

5. Tu decides si sufrir o crecer.

Suena más fácil de lo que aparece. Aunque parezca difícil intenta localizar la razón de ese problema o situación y hazlo parte de tu proceso. Nadie más va a tener tu historia, evoluciona con ella.

6. Siempre hay algo que puedes hacer.

Eres suficiente para lograr tus sueños, pero no lo vas a lograr simplemente soñando. Tienes que hacer algo, así sea un paso pequeño. Muchas veces nos enfocamos en TODO lo que queremos cambiar. Decidimos en un día para cambiar. El momento llega, y de tu lista de 10 nuevos hábitos, ya el primero lo hiciste y te desmotiva el reto del día.

Espero que esto sea se ayuda y la próxima vez que tengas estos pensamientos, puedas ponerlos en práctica.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: